Las técnicas de monitoreo del embarazo

El Embarazo

Las técnicas de monitoreo del embarazo

El típico miedo de la futura mamá: ¿el bebé viene sano? Esta es una preocupación bastante normal. Para averiguarlo, existen el ultrasonido, la amniocentesis y otras pruebas sofisticadas y pueden detectar los casos de trisomía 21 (síndrome de Down) y otras anomalías cromosómicas, o problemas de malformaciones o de enfermedades congénitas.

La amniocentesis

Se utiliza si:

• tienes más de 35 años;
• ya hay casos de una anomalía o enfermedad en tu familia;
• tu triple prueba del 3er mes es positiva.

Es un análisis de las células del bebé. Se trata de tomar líquido amniótico a través de una pequeña jeringa. Se hace en un servicio especializado con la ayuda de un ultrasonido. Normalmente es indoloro.

La ecografía y el efecto Doppler

Casi todo se puede observar con el ultrasonido: desde la observación clásica durante la atención prenatal, hasta el examen avanzado en un centro especializado para realizar un seguimiento de los posibles problemas.

Una ecografía hoy añade el efecto Doppler que mide la velocidad de la sangre en los vasos del bebé y los de la placenta. Este examen de ultrasonido es especialmente útil en la detección y el seguimiento de una enfermedad vascular y cuando hay riesgo de sufrimiento para el bebé. Se practica en el tercer trimestre.

Las técnicas de monitoreo del embarazo